El origen de Tuxtla si sitúa en un poblado zoque llamado Coyatoc (lugar del conejo o los conejos), nombre que los pueblos de lengua nahua tradujeron como Tochtlan. En el siglo XVI, los frailes dominicos lo reordenaron urbanísticamente y lo llamaron San Marcos Tuxtla.

En la actualidad es una ciudad de apariencia moderna, pero que guarda tradiciones ancestrales, y con acelerado crecimiento demográfico, capital del estado y principal ciudad chiapaneca. Cuenta con una amplia infraestructura de servicios para encuentros de negocios, espectáculos y de reuniones.